El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cayó el lunes por la toma de ganancias de los inversores domésticos y por la debilidad de los mercados asiáticos después de que China anunció su objetivo de crecimiento anual más bajo en ocho años.

El Nikkei cerró con baja del 0,8 por ciento a 9.698,59 puntos, mientras que el referencial más amplio Topix perdió un 0.6% a 832,86.

RDS