El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró a la baja por caída de Tokyo Electric, que arrastró a las eléctricas después de que el portavoz del Gobierno dijera que los accionistas de la empresa deberán prestar apoyo en la compensación de las víctimas de la crisis nuclear.

Los fabricantes de chips también bajaron después de que Goldman Sachs recortó la recomendación de Intel Corp, la principal empresa del sector del mundo. Goldman citó las lentas exportaciones y la mayor competencia de ARM como factores.

El Nikkei cerró con baja de 41.26 puntos, 0.43%, a 9,620.82 tras abrir a 9.711,32 y oscilar entre 9,600.81 y 9,731.12.

RDS