La bolsa de Tokio inició la semana con una fuerte caída, tras tres sesiones en verde, lastrada por una contracción de la actividad manufacturera en China en octubre y un aumento del yen frente al dólar.

El lunes, en el primer minuto de intercambios, el índice Nikkei 225 de los principales valores cedía 1.34%, 255,99 menos, hasta los 18,827.11 puntos.