Las acciones de las constructoras mexicanas de vivienda se desplomaban este viernes, después de que GEO informó a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) la disolución y liquidación de dicha sociedad, con la finalidad de beneficiar a acreedores y accionistas.

El Índice Habita, que agrupa las acciones de las grandes firmas de este sector, perdió 1.33%, pasó de 39.12 a 38.6 puntos.

Los títulos de la Desarrolladora Homex, que se enfoca en los sectores de vivienda de interés social y vivienda media en México, se hundieron 10.24% a 0.18 pesos por acción desde 0.2 pesos.

Por su parte los papales de Urbi, la empresa controladora que se dedica al diseño, urbanización, edificación, promoción y venta de viviendas, retrocedieron 5.35% pasó de 3.18 a 3.01 pesos por unidad.

Seguida de los títulos de Sare —la emisora cubre rubros como el de vivienda económica, interés social, media, residencial y turística— que cayeron el viernes a 2.22% al pasar de 0.045 a 0.044 pesos por unidad.

Por último, los papales de consorcios Ara, la emisora que se dedica al diseño, construcción, promoción y comercialización de desarrollos habitacionales, así como al arrendamiento de unicentros y minicentros comerciales en México retrocedió 1.2% a 4.95 pesos por acción.

Mientras que los títulos de Cadu, la desarrolladora de vivienda residencial, mostraron un ligero avance de 0.07% a 14.99 pesos por unidad.

Sin conocimiento

Armando Rodríguez, gerente de Análisis Bursátil de Signum Research, mencionó que no hay un factor esencial del porqué las empresas de vivienda cayeron el viernes pasado, pero en general, la volatilidad en el mercado pudo ser detonante.

En un comunicado enviado a la BMV, Homex dijo que los movimientos de sus acciones respecto al precio y volumen corresponden a condiciones propias del mercado.

La desarrolladora Urbi dijo que los movimientos presentados el viernes en la acción corresponden a condiciones propias del mercado.

[email protected]