Los títulos de URBI que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) alcanzaron su mayor precio en tres meses tras una semana de buenas noticias que concluyó con el otorgamiento de un programa de crédito por parte de la IFC y Canadá.

Al cierre de la sesión bursátil, las acciones de una de las principales desarrolladoras de vivienda mexicana cerraron con un avance de 7.03% sobre 8.68 pesos en la BMV, registrando no sólo su mejor desempeño diario desde el 11 de septiembre, sino también su precio más alto desde el 30 de julio.

URBI informó antes de la apertura del mercado de la firma de un programa de financiamiento por 105 millones de dólares con la Corporación Financiera Internacional (IFC, por su sigla en inglés), brazo financiero del Banco Mundial, para la construcción de vivienda sustentable.

Sin duda es una buena noticia que ayudará a mejorar el perfil de vencimientos y a disminuir el costo promedio de la deuda , comentó Enrique Mendoza, analista del Sector de Construcción y Vivienda de Intercam.

Se trata de un financiamiento a siete años que comenzará a ser amortizado en el segundo año. Del monto total, la IFC aportará 50 millones de dólares y Canadá, bajo el programa de Cambio Climático IFC-Canadá, otros 20 millones; el resto será sindicado con la banca comercial internacional.

La noticia habría explicado sólo un poco el incremento en el precio de las acciones del jueves. Para Mendoza, el alza no fue justificable, ya que si bien es una noticia positiva, no cambia el panorama de URBI. No por eso va a vender más ni va a mejorar su ciclo de capital de trabajo, de hecho, elevaría su endeudamiento .

Detrás del fuerte salto estarían las bajas valuaciones de los títulos de URBI y las buenas noticias relacionadas con el Infonavit que han surgido desde la semana pasada, coincidieron especialistas del sector.

La semana pasada, URBI informó sobre un avance del programa de anticipos de instituto de vivienda para la construcción y el miércoles indicó que podría vender alrededor de 1,500 viviendas a través del programa de segundas viviendas e impulsar sus ingreso hasta en 5% en el 2013.

En lo que va del año, las acciones de URBI acumulan un retroceso de 45.34 por ciento. Los inversionistas han castigado al sector y en especial a la viviendera ante la imposibilidad de generar flujo de efectivo y las inciertas perspectivas sobre la demanda de vivienda.

[email protected]