La publicación de decepcionantes cifras de la economía estadounidense arrastró ayer a la divisa mexicana, que rebasó la barrera psicológica de los 13.00 pesos por dólar.

El peso se depreció 0.96% frente a la moneda estadounidense a 13.0135 unidades, su peor nivel desde el pasado 25 de mayo.

Con esto, la divisa local recortó sus ganancias en lo que va del año a tan sólo 0.52 por ciento.

Las cifras de EU, principal socio comercial de México, incrementaron las expectativas a la baja para la recuperación de la economía global.

Esto luego de que las ventas pendientes de casas se desplomaran 30% en mayo a un mínimo histórico.

Por su parte, en el mercado laboral también se generaron débiles cifras por un sorpresivo aumento de las solicitudes por el subsidio de desempleo. Las solicitudes aumentaron en 13,000 a una tasa ajustada de 472,000 al cierre de la semana pasada.

Mientras que la actividad del sector manufacturero cayó con fuerza en junio, el índice ISM se ubicó en 56.2 puntos desde los 59.7 de mayo, su peor nivel desde diciembre del 2009.

En este contexto y ante menores preocupaciones por una crisis de liquidez en el sistema bancario de Europa, el dólar cayó frente a las principales divisas.

Frente al euro perdió más de 2% y ante el yen cayó a mínimos de siete meses.

Bolsas amplían pérdidas

Así, en medio de las preocupaciones por el rumbo de la economía, las bolsas europeas hilaron su tercera jornada de pérdidas a mínimos de más de un mes, arrastradas principalmente por el sector financiero.

En Francia, el CAC 40 se hundió 2.99%, el inglés FTSE 100 y el Alemán DAX perdieron 2.26 y 1.81%, respectivamente.

En tanto que los títulos de los bancos Barclays y BNP Paribas cayeron 5.62 y 2.86% cada uno.

Por si no fuera poco, una caída en el sector manufacturero de China disparó las pérdidas y es que el índice PMI que realiza HSBC, cayó a su peor nivel desde marzo del 2009 a 50.4 puntos, apenas por arriba de los 50 puntos, que separa el crecimiento del nivel de contracción.

En la zona euro, la situación no fue diferente, ya que el sector manufacturero tuvo la tasa de crecimiento más baja de cuatro meses en junio.

En tanto, en Wall Street las caídas fueron más moderadas, el promedio industrial Dow Jones retrocedió 0.42% y el índice compuesto Nasdaq bajó 0.37%, aunque hilaron su cuarta sesión de pérdidas.

El descenso fue compensado por un alza en los títulos del sector de consumo y de tecnológicas.

Hoy conoceremos el reporte de empleo de EU de junio, para lo que se espera una pérdida de 110,000 plazas, la primera del 2010.

Por lo que de acuerdo con el tono del comunicado, los mercados extenderían las pérdidas, aunque existen ya indicadores que señalan que están sobrevendidos.

[email protected]

termometro