Este año el tipo de cambio peso-dólar seguirá presentando fuertes movimientos volátiles, con la expectativa de alcanzar un precio de 23 pesos por dólar, debido fundamentalmente a la expectativa de una política fiscal expansiva del gobierno del próximo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Bajo ese contexto, la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos anunció en su última reunión llevada a cabo en diciembre, que por lo menos podría incrementar en tres ocasiones su tasa de referencia durante este año, lo cual podría generar fuertes presiones alcistas en el tipo de cambio.

Fed, elemento clave a seguir

La política monetaria de la Fed seguirá siendo un elemento clave de la especulación cambiaria, principalmente si las expectativas de crecimiento para economía estadounidense mejoran, y si Donald Trump implementa una política fiscal expansionista.

Además, el tipo de cambio peso-dólar podría reaccionar a los riesgos que enfrentaría la economía mexicana, tales como presiones inflacionarias y la expectativa de un mayor deterioro de la calificación de la deuda soberana de México.

La directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza. explicó que para este año la política monetaria de EU seguirá siendo un tema relevante para el mercado cambiario local.

La especialista del banco regiomontano indicó que un buen desempeño de la economía estadounidense podría generar alzas en la tasa de referencia de la Fed, con el pronóstico de llevarlas hasta 1.25%, es decir, tres incrementos de 25 puntos base.

Agregó que no se pueden descartar presiones en contra del peso por motivos políticos, ya que el ahora presidente electo Donald Trump tomará posesión el 20 de enero y comenzará una administración que hasta ahora se cree que podría implementar medidas proteccionistas en materia comercial, que afectará a la economía mexicana.

En agosto se dispara

Siller estima que en enero la paridad peso-dólar alcanzaría una cotización máxima de 21.50 pesos por dólar. Sin embargo, en los meses de agosto y septiembre podría observarse nuevos niveles máximos al llegar a un precio de 23 pesos por billete verde.

Mencionó que el próximo 23 de abril se llevarán a cabo elecciones presidenciales en Francia, donde la candidata de derecha, Marie Le Pen tiene altas posibilidades de ganar, poniendo así una vez más en riesgo el proyecto de la Unión Europea, debido a que su propuesta de campaña sería salirse de la Zona Euro.

Por su parte, el subdirector de mercados financieros de Banco Santander, Salvador Orozco, pronosticó que en los primeros meses de este año el tipo de cambio interbancario podría ubicarse por arriba de los 21 pesos por dólar, ante la incertidumbre de eventos externos como la perspectiva de un aumento de tasas más agresiva por parte de la Fed.

El especialista informó que habría que sumar también los problemas geopolíticos en Europa, considerando que habrá elecciones en abril en Francia y hacia el cierre de año en Alemania, que podrían poner nerviosos a los mercados financieros mundiales.

Inicia mal el año

El dólar estadounidense en operaciones al menudeo (ventanilla bancos) finalizó en un precio de 21.05 pesos, mientras las cotizaciones al mayoreo (dólar interbancario) concluyó en un valor de 20.7390 pesos, lo cual implicó un incremento de 0.48% con respecto al cierre anterior.

[email protected]