El tipo de cambio peso-dólar nuevamente rompió el precio de soporte de 19 pesos por dólar, al llegar a cotizaciones mínimas de 18.9202 pesos, derivado básicamente del ánimo que existe entre los inversionistas de que el plan de salud del presidente estadounidense, Donald Trump, no será aprobado por el Congreso de Estados Unidos.

Este jueves el tipo de cambio peso-dólar concluyó en 18.9735 pesos por dólar en operaciones al mayoreo, marcando un nuevo nivel mínimo en lo que va de este año.

Con respecto al cierre de las cotizaciones de la jornada anterior de 19.0790 pesos, representó una recuperación frente al dólar estadounidense de 0.55%, equivalente a una apreciación de 10.55 centavos.

Ayer por falta de consenso, se pospuso la votación del proyecto de ley de salud propuesto por Trump, que iba a sustituir a la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, Obamacare.

Aún por debajo de su valor

El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, comentó que las actuales cotizaciones se encuentran más cerca del nivel en que debería estar, aunque aún están por debajo de su valor en no más de 10 por ciento.

La paridad peso-dólar se ha recuperado frente al dólar estadounidense de fuertes movimientos volátiles, llevándolo a cotizar a niveles máximos históricos de 21.93 pesos por billete verde, tras el triunfo de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos, celebradas el 8 de noviembre del año pasado.

La directora de Análisis Económico y Bursátil de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza, comentó que la apreciación del peso mexicano estuvo en parte vinculada con la nueva ley de salud; existe la expectativa de que al someterla a votación podría ser rechazada por el Congreso de Estados Unidos.

La especialista explicó que la aprobación de esta ley sería un barómetro de qué tan fácil será que los republicanos en el Congreso respalden los proyectos de Trump. Por el momento se someterá a votación este viernes por la mañana.

La analista de Banco Base mencionó que la recuperación del peso mexicano también se derivó del dato de inflación de la primera quincena de marzo, pues a tasa anual alcanzó una cifra de 5.29%; con este nivel se espera que Banxico incremente su tasa en la reunión del 30 de marzo.

Agregó que Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, dijo que los incrementos a la tasa de referencia hechos desde el 2015 habían sido de manera preventiva, pues la depreciación sostenida del peso tiende a reducirse en una mayor inflación.

Siller expresó que el tipo de cambio mantendrá operaciones relativamente tranquilas, bajo el pronóstico de mantener cotizaciones promedio sobre los niveles de 19 pesos por billete verde, observándose negociaciones por debajo de ese precio.

Mayor tranquilidad

La analista de Mercado de Cambios de Banco Bx+ Mariana Ramírez destacó que el escenario de la paridad peso-dólar se encuentra más tranquilo, debido a la existencia de menores noticias relacionadas con las políticas públicas de Donald Trump.

La especialista adelantó que, bajo ese contexto, el tipo de cambio no presentará grandes cambios en sus cotizaciones, pues se espera un rango de fluctuación entre 18.90 pesos como cotización mínima y 19.10 pesos como negociación máxima. Ramírez manifestó que, en los actuales niveles de tipo de cambio, el mercado prácticamente ya descontó el alza de la tasa de interés de Banxico, por lo que de confirmase ese hecho no habría mayores ajustes a la baja en la paridad.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx