En este inicio de semana, el dólar libre se vendió hasta en 18.38 pesos, seis centavos menos en comparación con el pasado viernes, y se adquirió en un precio mínimo de 17.31 pesos en sucursales bancarias de la Ciudad de México.

A su vez, el Banco de México (Banxico) fijó en 18.0394 pesos el tipo de cambio para solventar obligaciones denominadas en moneda extranjera pagaderas en el país.

El dólar se debilitó el lunes por expectativas de que los ataques encabezados por Estados Unidos sobre Siria no escalen, lo que volvió a abrir el apetito por las acciones y otros activos de riesgo en lugar de las inversiones seguras en el billete verde.

Datos del Gobierno que mostraron un repunte de las ventas de minoristas en Estados Unidos en marzo no lograron apuntalar al dólar, que ha estado presionado por el temor a una guerra comercial entre Washington y China, las dos economías más grandes del mundo.

"Las acciones podrían ser más limitadas de lo que se pensaba y eso ha ayudado a la confianza del mercado", dijo Eric Viloria, estratega de Wells Fargo Securities, sobre un ataque con misiles contra Siria.

Este lunes, el peso cerró la jornada con una apreciación de 0.21% o 3.7 centavos, cotizando alrededor de 18 pesos por dólar, tocando un nuevo mínimo en el año de 17.99 pesos por dólar, nivel no visto desde septiembre de 2017.

Dicha apreciación podría deberse a que algún fondo grande está invirtiendo en pesos, anticipando una renegociación exitosa del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) en las próximas semanas que permitiría al tipo de cambio consolidarse por debajo del soporte de 18 pesos.

Llamó la atención que a mitad de abril todavía no se ha observado un efecto electoral sobre el mercado cambiario, debido a que la atención del mercado está centrada sobre el proceso de renegociación del TLCAN, expuso Base.