Este mes el tipo de cambio presentará un alto grado de volatilidad, por lo que podría alcanzar en los próximos días niveles cercanos a los 21 pesos por dólar, según analistas cambiarios.

Los tres elementos de riesgo e incertidumbre que debilitarían más a la moneda mexicana son la incertidumbre por el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las elecciones del 1 de julio y la mayor fortaleza esperada del dólar estadounidense.

En operaciones intradía, el tipo de cambio alcanzó un precio de 20.4580 pesos por dólar como cotización máxima, nivel que no se veía desde principios de febrero del 2017, aunque previo a la toma de posesión de Donald Trump (20 de enero del 2107), las cotizaciones alcanzaron un precio de 21.93 pesos por dólar.

La paridad cambiaria finalizó la jornada en un precio de 20.3515 pesos en operaciones interbancarias a la venta, frente a las últimas transacciones de la jornada anterior de 20.0260 pesos, representó una depreciación de 1.63%, esto es, una pérdida de valor de 32.55 centavos.

A las 8:30  de la noche, en operaciones fuera de mercado, la paridad cambiaria operó en 20.4150 pesos por dólar, con respecto al cierre previo (20.3515 pesos), significó una pérdida de valor de 0.31 por ciento.

TLCAN hasta el año próximo

La depreciación de la moneda mexicana está relacionada con la incertidumbre sobre el futuro del TLCAN, luego de que el lunes el senador republicano John Cornyn confirmó que las conversaciones para modernizar el acuerdo se aplazarán hasta el 2019.

El tono proteccionista volvió a tomar relevancia tras los comentarios realizados por el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, con relación a que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está considerando seriamente dividir las conversaciones para modernizar al TLCAN, debido a que las situaciones comerciales de cada país requieren soluciones diferentes.

La directora de Análisis Económico y Bursátil de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza, anticipó que el escenario del peso se ve complicado, sobre todo en la segunda quincena de este mes, donde espera que las cotizaciones se ubiquen en 21 pesos por dólar.

Mencionó que lo anterior se explica por la perspectiva de que la firma del TLCAN se posponga hasta el 2019 y por la incertidumbre del proceso electoral del 1 de julio.

Por su parte, el analista técnico de Mercado de Cambios de Monex, Francisco Caudillo, adelantó que una vez que el peso superó el nivel de resistencia de los 20.30 pesos por dólar, el siguiente precio objetivo serían los 20.50 pesos.

Dijo que la paridad peso-dólar se encuentra dentro de una canal ascendente, por lo que se podrían observar cotizaciones cercanas a los 21 pesos por dólar días previos a las elecciones del 1 de julio.

El analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, pronosticó que en los siguientes días, el tipo de cambio alcanzará un precio de 20.50 pesos por dólar, derivado de la expectativa de una mayor apreciación del dólar estadounidense en el mercado de divisas internacional.

Mencionó que el peso registraría un alto nivel de riesgo por las elecciones del 1 de julio, por lo que previo a esa fecha no sería raro ver cotizaciones cercanas a los 22 pesos por dólar.

Le gana el peso argentino

Peso, la segunda moneda más depreciada

De las monedas de países tanto emergentes como desarrollados, el peso es la segunda más depreciada de las últimas seis semanas, al registrar una pérdida de valor de 13.10%, esto es una depreciación de 2.36 pesos frente al dólar.

Del 17 de abril a la fecha, el peso argentino es la divisa que más ha perdido valor al reportar una depreciación acumulada de 23.65%, al pasar de 20.1540 a 24.920 pesos argentinos por dólar.

Otras monedas de países  emergentes que también mostraron depreciaciones fuertes fueron la lira turca con una caída de 12.23%, el real brasileño con una minusvalía de 11.75 y el rand sudafricano con una pérdida de 6.59 por ciento.

En menor medida el rublo ruso con una caída de 0.84% y el peso colombiano con 1.5% menos.

Tampoco las divisas de países desarrollados quedaron exentas de depreciaciones frente al dólar estadounidense. El euro, por ejemplo, cayó 5.28% en las últimas seis semanas, seguido del dólar canadiense, que mostró una disminución de 3.37% en el mismo periodo.

Dólar se fortalece

El analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, comentó que la depreciación generalizada de las monedas de países emergentes y desarrollados tiene su explicación principalmente en la fortaleza del dólar estadounidense, la cual comenzó a partir del 17 de abril.

El experto mencionó que otro de los elementos que generó la debilidad de las monedas a nivel global fueron el nerviosismo entre los participantes del mercado por la posible guerra comercial entre Estados Unidos y China.

También afectaron los problemas geopolíticos de las últimas semanas, como la crisis política en Italia y la posible guerra comercial entre Estados Unidos y China. (Ricardo Jiménez)

En el año avanza 1.92%

En seis semanas, índice Dólar gana 4.89%; la Fed es la causa

Desde el pasado 17 de abril, el dólar estadounidense comenzó a fortalecerse, gracias principalmente a la expectativa de mayores alzas de la tasa de interés de referencia por parte de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos para este año, además de los problemas geopolíticos que se han presentado en los últimos meses.

El índice Dólar, que está compuesto por una canasta de divisas, entre el 17 de abril y el 5 de junio reporta una apreciación acumulada de 4.89%, luego de pasar de una cifra de 89.516 a 93.889 puntos.

Durante este año el índice Dólar registra un avance de 1.92%; sin embargo, el año pasado presentó una caída de 9.87 por ciento.

El indicador mide el valor del dólar estadounidense contra una canasta mundial de divisas, donde la moneda europea tiene una participación de 57.6%; el yen japonés, 13.6%; la libra esterlina de Gran Bretaña, 11.9%; el dólar canadiense, 9.1%; la corona sueca, 4.2% y el franco suizo, 3.6 por ciento.

Seguirá fuerte

El analista técnico de Grupo Financiero Monex, Francisco Caudillo, anticipó que en los siguientes días el dólar continuará fortaleciéndose.

La principal razón de ello es la inquietud que existe sobre la evolución de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos para los próximos meses.