El tipo de cambio peso-dólar se encuentra cerca de los 20 pesos, derivado del nerviosismo que existe en el medio financiero con relación al mayor fortalecimiento del dólar estadounidense en el mercado internacional de divisas.

La paridad peso-dólar cotiza en un precio de 19.9250 pesos en negociaciones al mayoreo, con respecto a las últimas transacciones de la jornada anterior (19.6815 pesos), resulta una depreciación de 1.24%, esto es una pérdida de valor de 24.35 centavos.

La divisa mexicana se depreció en la sesión hasta las 19.9825 unidades por dólar, su nivel más débil desde principios de marzo de 2017. En lo que va del mes, el peso ha caído más de un 6.0 por ciento.

La apreciación de moneda de Estados Unidos se explica básicamente por la percepción de que la Reserva Federal opte por una política de alza de tasas más agresiva en el segundo semestre de este año, tras la posibilidad de mayores presiones inflacionarias por el aumento del petróleo.

Los bonos del Tesoro estadounidenses bajo ese escenario presentan presiones alcistas, pues en el mercado secundario alcanzan ya una tasa de rendimiento del 3.12%, cotización que no se veía desde 2011.