Tesla, la fabricante estadounidense de autos eléctricos tuvo una semana para los libros de récords en Wall Street, según publicó el fin de semana CNBC, ganando y perdiendo cientos de dólares y con los inversionistas tanto comprando como deshaciéndose de posiciones.

La acción empezó la semana pasada con un precio de 670 dólares por unidad, un récord, luego de la presentación de sus resultados trimestrales que salieron mejor a lo esperado por los analistas.

En dos días consecutivos el precio de sus papeles rompió máximos luego de que varias casas de Bolsa se mostraron optimistas con el crecimiento futuro de la automotriz fundada por Elon Musk.

El lunes ganó casi 20% y el martes otro 14% para llegar a un máximo intradía de 968.99 dólares.

Pero luego, Tesla cayó tras el creciente temor de que el coronavirus vaya a atrasar la entrega de autos en China, junto a la incertidumbre de que la acción se haya convertido en una burbuja especulativa.

La fábrica de Tesla en China cerró temporalmente debido al brote del coronavirus y sus acciones cayeron 17.2% el miércoles. En los primeros tres días de la semana, Tesla vio volúmenes de transacción que rompieron sus récords.

El lunes 47 millones de acciones cambiaron de mano, el martes 60 millones y el miércoles 48 millones de papeles de Tesla fueron intercambiados.

El jueves y el viernes fueron días más tranquilos para la acción de la automotriz. El jueves ganó 1.9% y el viernes perdió apenas 0.1 por ciento.

[email protected]