Los títulos de Tesla cayeron 5.83% este miércoles en el NASDAQ, a 447.37 dólares, luego de que  el administrador de fondos Baillie Gifford, el mayor accionista externo de la fabricante de autos eléctricos, redujo  su posición en la firma después de que la rápida apreciación de las acciones lo obligó a vender por cuestiones de cartera.

Una presentación ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC por su sigla en inglés) mostró que el administrador de fondos  con sede en el Reino Unido ahora posee menos del 5% de Tesla, frente al 6.32% que tenía antes.

Las acciones de Tesla llegaron a caer cerca de 10% durante las primeras operaciones del miércoles.

En un comunicado, Baillie Gifford reiteró que sigue siendo un creyente a largo plazo en la empresa de Elon Musk y que la reducción de la propiedad se debió simplemente a restricciones de cartera.

“La fuerte alza en el precio de las acciones de Tesla significa que necesitábamos reducir nuestra participación para reflejar las pautas de concentración que restringen el peso de una sola acción en las carteras de los clientes”, dijo James Anderson, de Baillie Gifford.

“Sin embargo, tenemos la intención de seguir siendo accionistas importantes durante muchos años. Seguimos siendo muy optimistas sobre el futuro de la empresa. Tesla ya no se enfrenta a ninguna dificultad para obtener capital a gran escala de fuentes externas, pero en caso de que se produzcan retrocesos graves en el precio de las acciones, agradeceríamos la oportunidad de aumentar una vez más nuestra participación accionaria ”.

termometro.economico@eleconomista.mx