Las acciones de Tesla cayeron por cuarto día consecutivo en la Bolsa de Nueva York. La pérdida fue de 2.67% a 284.18 dólares, en medio de noticias sobre la fabricante de autos eléctricos.

Desde el jueves pasado, los títulos de la empresa han perdido 7.39 por ciento.

Según el portal económico Business Insider, el declive del valor de la empresa comenzó desde la semana pasada, cuando un Model S con sistema de autoconducción se impactó en la parte de atrás de un camión de bomberos en Utah. La conductora dijo que estaba usando su teléfono celular.

Un día después el diario Wall Street Journal reportó que Doug Field, el vicepresidente del departamento de ingeniería de la compañía, tomará “un periodo sabático de seis semanas”.

El sábado, otro ingeniero, Matthew Schwall, dejó la compañía para irse con su competidor Waymo, una filial de Google.

Por si fuera poco, Tesla incumplió con su objetivo de producción de su Model S para el primer trimestre del año.

El 2 de mayo, días después de dar a conocer su reporte al primer trimestre, Elon Musk, presidente de la empresa, trató mal a los analistas, lo cual hizo que sus acciones perdieran.

Reestructura

El lunes pasado, Musk presentó a sus empleados un amplio plan de reestructura de su compañía.

Y, apenas el analista de Morgan Stanley, Adam Jonas, recortó su precio objetivo para las acciones de Tesla  por primera vez en meses.

Al igual que otros analistas, tiene serias dudas acerca de la promesa de Musk de hacer rentable a Tesla para finales de año. (Con información de Business Insider)

 

valores@eleconomista.mx