Una actualización en agosto del sistema Autopilot de Tesla permitirá la producción de vehículos totalmente autónomos, dijo Elon Musk, fundador y director ejecutivo de esta compañía.

Las declaraciones de Musk llegan en medio de una carrera entre productores de vehículos y firmas tecnológicas para diseñar vehículos integralmente autónomos, pero también entre temores por la seguridad de estos sistemas robóticos.

El fundador de Tesla hizo estas revelaciones en una conversación en Twitter, respondiendo a un usuario que se quejaba de problemas con el Autopilot, un sistema por ahora semiautónomo, pues requiere la presencia de una persona detrás del volante.

Musk dijo que la actualizada versión 9 (V9), que estará disponible en agosto, ayudará a resolver varios problemas: “Hasta este momento, todos los recursos de Autopilot se han enfocado hacia la seguridad. Con V9, comenzaremos a implementar características totalmente autónomas”.

No ofreció ningún detalle sobre esta versión, que aceleraría el esfuerzo para llenar las calles de vehículos autónomos.

Mercado aprueba

A los inversionistas les agradó los comentarios de Musk y premiaron a la automotriz, pues sus acciones subieron 4.55% en la Bolsa de Nueva York a 332.10 dólares.

En lo que va del año, los títulos de la compañía han tenido un rendcimiento de 6.66 por ciento.

Investigadores federales han estado averiguando accidentes que involucran a vehículos autónomos, incluyendo al menos dos en donde hubo víctimas fatales.

Musk se ha quejado de que el foco se ponga en los accidentes e insiste en que estos sistemas son más seguros que conductores humanos.

“Está mal que un choque en donde estuvo involucrado un Tesla y que tuvo como consecuencia un pasajero con un tobillo roto ocupe las primeras páginas y que las (aproximadamente) 40,000 personas que murieron el año pasado en accidentes de tránsito en Estados Unidos no reciban casi ninguna cobertura”, dijo el mes pasado.

La Junta de Seguridad de Transporte Nacional afirmó en un reporte de la semana pasada que un vehículo Tesla operado con Autopilot aceleró antes de estrellarse contra una barrera en una autopista de California, matando al conductor.

En otro accidente fatal el año pasado, el Autopilot de Tesla no detectó un camión que cruzaba la vía, aunque las investigaciones descubrieron que en ese momento el conductor estaba viendo una película mientras el sistema semiautónomo estaba en funcionamiento.

Y en el caso en el que un vehículo autónomo a principios de este año mató a un peatón en Arizona, los investigadores afirmaron que el sistema de frenado automático había sido desactivado.