Wall Street perdió terreno el jueves, alejándose de máximos históricos, mientras los inversores asimilaban las nuevas noticias sobre el coronavirus y dispares resultados corporativos.

Las acciones tecnológicas hicieron caer a los tres principales índices accionarios, en una sesión en la que el Dow Jones sufrió la mayor pérdida porcentual.

Las esperanzas de que la epidemia de coronavirus pueda estar disminuyendo se vieron golpeadas, luego de que las autoridades sanitarias de la provincia de Hubei informaran que el miércoles murieron 242 personas por el virus.

Esto constituye el aumento diario más rápido desde que se identificó el patógeno en diciembre en la capital provincial, Wuhan. El número total de fallecidos en China asciende ya a 1,367.

Aun así, surgió un atisbo de optimismo cuando el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo en una rueda de prensa que “no estamos viendo aumentos dramáticos en los casos fuera de China”.

“Ayer, los inversionistas sólo debían tomarse las cosas con calma”, señaló Charlie Ripley, estratega senior de mercado de Allianz Investment Management en Minneapolis.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó 0.43%, a 29.423,31 unidades, mientras que el S&P 500 perdió 0.16%, a 3,373.94 unidades y el NASDAQ Composite, 0.14%, a 9,711.97 unidades.

Europa cierra estable

Las acciones europeas cayeron el jueves por primera vez en tres sesiones por un aumento de casos de coronavirus en China, pero la subida a niveles históricos de los papeles de Linde tras una optimista perspectiva de crecimiento ayudó a compensar las pérdidas.

El índice de las principales acciones de la Bolsa de Londres bajó 1.1%, ya que un repunte de la libra esterlina golpeó a las empresas británicas con presencia internacional, mientras que la firma de servicios públicos Centrica se desplomó 15% tras reportar una caída de 35% en sus ganancias en el 2019.

La libra esterlina subió 0.7% en medio de fuertes expectativas de que el nombramiento de un nuevo ministro de Finanzas británico allanará el camino para la aprobación de un presupuesto más expansivo el próximo mes.

Después de cotizar a la baja en la sesión, el índice paneuropeo STOXX 600 terminó estable, luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que los casos de infectados por coronavirus no están aumentando drásticamente fuera de China, lo que calmó a los inversionistasres.

El índice alcanzó nuevos máximos en las últimas dos sesiones por el optimismo generado, por lo que parecía ser una desaceleración de los nuevos casos de coronavirus, así como por la reanudación de la actividad fabril tras un prolongado descanso en China. Las acciones del sector automotriz cayeron 0.8% tras conocerse datos que mostraron que las ventas de vehículos en China disminuyeron 18% en enero.

[email protected]