Los precios del petróleo registraron su segunda fuerte baja consecutiva en Londres y Nueva York, donde el barril de referencia cerró bajo los 80 dólares, en un mercado que continúa extremadamente tenso ante el problema de las deudas soberanas en Europa y el riesgo de contagio de la crisis griega.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en junio terminó en 79.97 dólares, en fuerte baja de 2.77 dólares en relación al martes. Es la primera vez que el WTI termina bajo los 80 dólares desde el 15 de marzo.

En dos días, el barril de crudo WTI perdió 6.22 dólares, volviendo al piso de la banda en la que evoluciona en las últimas semanas.

En el InterContinentalExchange de Londres, el barril de Brent del mar del Norte con igual vencimiento abandonó 3.06 dólares a 82.61 dólares.

"Actualmente el contexto es muy negativo" para los precios, resumió Tom Bentz, de BNP Paribas.

En sesión, el WTI cayó a 79.15 dólares, su nivel más bajo en dos meses. "Una vez que el mercado toma una dirección, se mueve bastante rápido", observó el analista.

Los temores sobre las deudas soberanas europeas persisten. Las manifestaciones contra las medidas de austeridad en Grecia alcanzaron un alto grado de violencia, con tres muertos en la jornada y Portugal podría ver reducida la nota de su deuda por parte de la agencia Moody's.

Además, las plazas financieras continuaron cayendo, mientras que "el dólar registró nuevos pisos frente a varias divisas, en particular el euro", subrayó Tom Bentz.

"Los temores macroeconómicos y el efecto sobre el dólar" que se valoriza, primaron sobxre los temores en relación a la demanda, cuyos indicadores "eran mayormente buenos" el miércoles, según el informe semanal del departamento de Enegía sobre los stocks en Estados Unidos, subrayó Antoine Halff, de Newedge Group.

En las cuatro últimas semanas, el consumo promedio de productos petroleros de por parte de los estadounidenses registró un alza de 2% en relación al mismo período del año pasado.

RDS