El petróleo subió con fuerza el jueves, impulsado por la destrucción de un dron estadounidense por fuerzas iraníes en una región crucial para el comercio del oro negro.

Ya en alza en la apertura, los precios se elevaron hasta 6.1% en Nueva York, luego que el presidente Donald Trump dijo que Irán cometió un enorme error.

En Nueva York, el barril de WTI para entrega en julio cerró con alza de 5.38%, a 56.65 dólares, y en Londres el barril de Brent para agosto aumentó 4.25%, a 64.45 dólares.

Por su parte, la ,mezcla mexicana de exportación ganó 3.89%, 2.19 dólares, para cotizar en 58.46 dólares por barril.

La gasolina en Estados Unidos subió 2.93%, a 1.7863 dólares por galón.

El Pentágono confirmó que fuerzas iraníes derribaron un dron de vigilancia de la armada estadounidense que se encontraba en el espacio aéreo internacional. Teherán alega que volaba sobre su territorio.

“¡Irán cometió un error muy grande!”, tuiteó Trump, en medio del clima de creciente tensión entre Teherán y Washington.

El incidente se sumó a otros registrados en Oriente Medio en las últimas semanas, y hace temer por la oferta mundial de crudo.

“La situación se degrada rápidamente y el mercado también la integra rápidamente a los precios”, dijo John Kilduff, de la firma de corretaje de energía Again Capital.

La Casa Blanca analiza el tema “y podría anunciar una respuesta” al ataque, añadió. “Por el momento, los precios seguirán de cerca la situación”, afirmó.

Temor a conflicto bélico

La escalada de la tensión disparó de nuevo las alertas geopolíticas, e incluso elevó los temores a un conflicto bélico.

La respuesta de los inversionistas del mercado del petróleo fue inmediata, como sucedió hace una semana con los ataques a dos buques petroleros.

El temor a una escalada de la tensión en Oriente Medio que pueda dar lugar a un conflicto bélico aceleró por encima de 6% la revalorización que acumula el petróleo desde su nivel previo a los ataques de la semana pasada a dos buques petroleros en el estrecho de Ormuz.

Antes de estos incidentes, el barril de Brent se había desinflado justo por debajo de la barrera de 60 dólares.

Antes de conocerse el derribo del dron de EU, los operadores del mercado del petróleo contaban ya con alicientes renovados para reanudar su toma de posiciones.

La confirmación de una próxima bajada de tasas por parte de la Reserva Federal (Fed) estadounidense supone un estímulo para el crecimiento económico, y por consiguiente para las perspectivas de demanda de crudo.

Además, con sus mensajes, la Fed desinfla la cotización del dólar, la divisa que monopoliza el mercado del petróleo.

Con el nuevo tirón alcista que registró en la sesión del jueves, la cotización del barril de Brent eleva a 16% la escalada que registra desde el inicio del año.

Alianza OPEP+ mantendrá recorte de bombeo

Los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) del Golfo Pérsico mantendrán su producción de julio dentro de las metas del grupo, pese a que el pacto de recorte del suministro expira este mes, según fuentes del cártel, señal de que los productores de esa región no quieren aumentar la oferta.

En junio la producción petrolera de Arabia Saudita será cercana al nivel de mayo, mientras la de julio se mantendría dentro de lo acordado por la alianza OPEP+, compuesta por el bloque y aliados externos encabezados por Rusia.

En mayo, Riad extrajo 9.67 millones de barriles de petróleo por día (bpd), según información de la OPEP. Los saudíes han estado bombeando por debajo de su objetivo de 10.3 millones de bpd bajo el pacto de la OPEP durante los últimos meses.

Kuwait y Emiratos Árabes Unidos (EAU) también mantendrían en julio su actividad dentro de los límites fijados en el pacto, agregaron las fuentes. En mayo, Kuwait produjo 2.70 millones de bpd, mientras que EAU generó 3.05 millones de bpd; ambos por debajo de sus objetivos.

Las cifras apuntan a que el poderoso bloque del golfo quiere mantener los actuales recortes al bombeo sin cambios durante el segundo semestre.

El pacto de OPEP+, vigente desde el 1 de enero, implica una reducción conjunta de 1.2 millones de bpd por seis meses.

Rusia, presionada por sus empresas que quieren aumentar la extracción, no ha dicho si mantendrá los recortes o si buscará aumentar su actividad en el segundo semestre, indicaron las fuentes.

La OPEP se reúne en Viena el 1 de julio para decidir sobre su política de producción y dialogará con sus aliados externos al día siguiente. (Reuters)

[email protected]