Wall Street caía el lunes, arrastrado por los temores sobre crecimiento a nivel global tras los ataques del fin de semana a instalaciones petroleras saudíes que interrumpieron el 5% de los suministros del mundo, mientras que el alza de un 10% del crudo impulsó a las acciones del sector energético.

El ataque causó el mayor aumento de los precios del petróleo desde 1991, después de que funcionarios estadounidenses culparon a Irán y el presidente Donald Trump dijo que Washington estaba listo para tomar represalias.

El sector de energía del S&P 500, uno de los de peor desempeño en el año, subía un 3.18%, su mejor día desde el 4 de enero. Los papeles de Marathon Oil Corp y Devon Energy Corp llegaron a subir más de un 8% y lideraban las alzas.

En tanto, la proyección de mayores costos del combustible hizo caer las acciones de las aerolíneas y los operadores de cruceros. American Airlines Group Inc, Delta Air Lines Inc y Carnival Corp perdían entre un 2% y un 5 por ciento.

 

Durante la jornada el Promedio Industrial Dow Jones caía 104.17 puntos, o un 0.38%, a 27,1115.35 unidades; mientras que el S&P 500 perdía 9.48 puntos, o un 0.32%, a 2,997.91 unidades. El Nasdaq Composite, en tanto, bajaba 28.40 puntos, o un 0.35%, a 8,148.32 unidades.

Los mercados están atentos esta semana la a reunión de la Reserva Federal, que culmina el miércoles 18 de septiembre y en la que se espera que el banco central de Estados Unidos vuelva a bajar las tasas de interés.