Los precios del crudo Brent y el WTI retrocedieron ayer más de 2 dólares, golpeados por el temor de que su alza afecte la demanda, así como por un movimiento de corrección, luego de subir casi sin interrupciones desde inicios del mes.

El Brent, el crudo referencial en Europa, para entrega en abril cayó 2.62 dólares, a 121.55 dólares por barril, mientras que el WTI perdió 2.01 dólares a 106.55 dólares. De esta manera, la prima entre ambos se redujo a 15 dólares por barril desde los 15.61 del lunes.

Durante la jornada, los precios fueron presionados por una liquidación provocada por cifras mixtas de la economía estadounidense.

Se dio a conocer que los pedidos de bienes duraderos de EU registraron su mayor caída en tres años en enero, mientras que el índice sobre los precios de las viviendas cayó 0.5 por ciento.

Lo anterior mantuvo las preocupaciones de que la debilidad de la economía afecte la demanda del energético.

No obstante, a pesar de los últimos dos retrocesos, en febrero el Brent y el WTI, acumulan un alza de 9.52 y 8.19%, respectivamente.

Este repunte mensual se ha visto apoyado en las crecientes tensiones entre Irán y Occidente por el programa nuclear que emprendió el país árabe.

En este contexto, ante el embargo petrolero por parte de la Unión Europea, Irán ha disminuido y en algunos casos cancelado, sus exportaciones a diversos países de la región.

INVENTARIOS DE CRUDO, A LA ALZA

Por otro lado, luego del cierre de la sesión, el Instituto Americano del Petróleo (API, por su sigla en inglés) dio a conocer su reporte semanal sobre los inventarios de crudo, destilados y gasolinas.

Las existencias de petróleo aumentaron en 521,000 barriles, ante un alza de 709,000 barriles por día (bpd) a 9.68 millones de bpd en las importaciones.

Mientras que las reservas de gasolina cayeron en 916,000 barriles y los destilados retrocedieron 3.3 millones de barriles.