Los precios del petróleo subieron este jueves debido a que el fracaso de la OPEP en llegar a un acuerdo para elevar las cuotas de producción siguió alimentando los temores de un menor suministro este año.

En Londres, el crudo Brent para julio subió 1.72 dólares, para cerrar a 119.57 dólares por barril, en operaciones desde 117.37 a 119.86 dólares.

El crudo estadounidense ganó 1.19 dólares, para finalizar a 101.93 dólares por barril, en transacciones desde 100.74 a 102.44 dólares.

Las ganancias del petróleo formaron parte de una amplia liquidación de materias primas, en la que el índice Reuters-Jefferies CRB subió a su mayor nivel desde el 5 de mayo.

Una reunión ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo fracasó el miércoles en lograr un acuerdo para elevar la producción, luego de que Arabia Saudita no pudo convencer a otros miembros del grupo sobre la necesidad de incrementar el bombeo.

"El raro quiebre en la unidad de la OPEP de ayer sigue apuntalando al mercado ahora", dijo Stephen Schork, editor del Schork Report, en Villanova, Pensilvania.

Más temprano, las ganancias del crudo fueron limitadas porque el euro cayó contra el dólar luego de que el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, mantuviera sin cambios su pronóstico de inflación para el 2012, sugiriendo que el ritmo de incrementos de la tasa de interés de la zona pudiera ser más lento de lo que se había pensado.

Los inversionistas petroleros siguieron enfocados en Oriente Medio y el norte de África, ante la continua violencia en Siria y la tensa situación en Yemen.

Los rebeldes libios recibieron una promesa de más de 1,100 millones de dólares de ayuda en una conferencia con ministros de países occidentales y árabes que se centró en el final del mandato de Muammar Gaddafi y la guerra civil del país.