El plan de ayuda para los países europeos con problemas de déficit fiscal impulsó de forma momentánea a los mercados accionarios del mundo, puesto que era una señal de que la crisis de Grecia podría limitarse y no extenderse en otros países de la zona Euro. Sin embargo, los temores resurgieron cuando se cuestionó la efectividad del proyecto a largo plazo.

Posteriormente las medidas de ajuste fiscal planteados por España, Portugal e Italia, parecían una forma de subsanar los problemas de déficit, pero el impacto que tendrían sobre el crecimiento económico de la región y en el de la economía global, provocó una nueva señal generó mayor aversión al riesgo, lo cual afectó a los mercados bursátiles.

Euro mantiene debilidad

Los inversionistas se inclinaron por activos seguros como bonos gubernamentales estadounidenses ó europeos, y el dólar.

En este sentido, la moneda única, el euro, también resultó afectada y finaliza la semana en su nivel más bajo desde octubre de 2008, cotizándose en 1.2360 dólares por unidad.

Mercados asiáticos no la libran

En el caso de Asia, el índice Nikkei de Japón finalizó la sesión con una baja de 1.49% a 10,462.51 unidades, derivado principalmente de una toma de ganancias.

Europa sigue sin recuperarse

Mientras en Europa su principal índice el FTSE Euro First finalizó la jornada con una caída de 3.5% a 1012.31 unidades y en la bolsa de Inglaterra su índice FTSE 100 cayó 3.14%, a 5,262.85 unidades, el Alemán DAX perdió 3.12%, a 6,056.71 unidades y el índice CAC 40 de Francia bajó 4.59%, a 3, 560.36 unidades.

La mayor caída de la región fue en España, donde su principal índice, el IBEX, cayó 6.64%, a 9,314.70 unidades, le siguió el PSI20 de Portugal que retrocedió 4.1% e Italia donde el índice MIB perdió 5.2%, a 19 781.17 unidades.

Dow Jones retrocede

En América los principales índices bursátiles de Estados Unidos terminaron con pérdidas, el Dow Jones cayó 1.51%, a 10,620.16 unidades y el Nasdaq Composite perdió 1.98%, a 2,346.85 unidades.

En este contexto, las firmas de tarjetas de crédito y otras financieras retrocedían al día siguiente de que el Senado votara por limitar las comisiones que cobran por las transacciones con tarjetas de crédito y de débito.

BMV a la baja

En México, el IPC perdía 1.64% a 31,812.97 unidades y el peso, a su nivel referencial a 48 horas, se depreció 1.73%, y retrocedía 21.35 centavos, cotizándose a 12.5745 pesos por dólar.

RDS