El peso siguió debilitándose frente al dólar estadounidense, tras presentar una depreciación cercana a 0.50%, debido al nerviosismo sobre la posible aplicación de impuestos del gobierno de Trump a las exportaciones mexicanas de vehículos y manufacturas.

La paridad cambiaria también reaccionó el incremento de la aversión con el riesgo a nivel global, tras la publicación de datos económicos débiles tanto en la zona euro como en Japón y Estados Unidos, sobre todo con el indicador del sector manufacturero.

En la comunidad europea, el índice manufacturero adelantado a febrero registró una cifra de 49.2 puntos, retrocediendo por séptimo mes consecutivo y ubicándose por debajo de 50 puntos, lo que implica que esta en la antesala de una  recesión.

Dicho nivel no se observaba desde el 2013

Ayer, el tipo de cambio superó el precio de resistencia de 19.30 pesos por dólar. Sin embargo, hacia el cierre de las negociaciones concluyó en 19.2750 pesos por billete verde, que con respecto al cierre anterior (19.1885 pesos) resultó en una pérdida de valor de 0.45%, una contracción de 8.65 centavos.

En operaciones electrónicas, a las 8 de la noche,cotizó en 19.2895 pesos por dólar, una caída de 0.1 por ciento.

Las monedas de otros países emergentes, sobre todo de América Latina, que están ligadas a la cadena de exportaciones de automóviles, también registraron pérdidas, como fueron el real brasileño, que se depreció 0.95%, y el peso colombiano, que disminuyó 0.44 por ciento.

Presionada

El área de análisis de mercado de cambios de MetAnálisis advirtió que, en el corto plazo, la moneda mexicana continuará depreciándose frente a la divisa estadounidense, debido a la continuación del nerviosismo de los participantes del mercado, luego de las preocupaciones de la evolución de la economía mundial.

Los especialistas agregaron que el tipo de cambio rompió el nivel techo de 19.30 pesos por dólar.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx