El peso cayó 1.32% este martes, golpeado por el temor de que Grecia sea incapaz de completar a tiempo la reestructuración de su deuda y por preocupaciones sobre el rumbo de la economía global.

La moneda cerró en 12.9985 a la compra y 13.0005 unidades por dólar a la venta, con una pérdida de 1.32% o 17.50 centavos, frente a los 12.8300 pesos del precio de referencia del lunes.

Los acreedores de Grecia tienen hasta el jueves en la noche para aceptar un canje de bonos en el que perderán hasta tres cuartos del valor de sus bonos. Representantes de los prestamistas advirtieron que una moratoria desordenada causaría daños por más de un billón de euros.

El temor a un evento crediticio agriaba más el humor de los mercados, un día después de que China recortara su meta de crecimiento para este año y que datos del sector privado de la zona euro confirmaran que el bloque va camino a una recesión.

"Se está aguando el tono entusiasta del comienzo de año acerca del crecimiento global (...) el mercado se está limpiando", dijo Flavia Cattan-Naslausky, estratega de RBS en Stamford, Connecticut, respecto a la fuerte caída de los activos de riesgo.

El deterioro del peso, que lo ubicaba arriba del referencial promedio móvil de 200 días, ya había sido previsto por operadores desde la semana pasada y respondería a una estrategia para retomar los activos de México en precios más baratos.

Para el resto de la semana, el mercado espera que Estados Unidos, el mayor socio comercial de México, reporte buenas cifras sobre su mercado laboral, reavivando el interés por el peso.

En su valor 24 horas, el peso cedió 17.05 centavos a 12.9965/12.9985 por dólar, mientras que en su valor mismo día cerró, previamente, con un retroceso de 14.56 centavos, a 12.9593/12.9613 por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operaba en 12.65 unidades por dólar a la compra y en 13.15 a la venta.

ros