Grupo Televisa continuará activo con su plan de recompra de acciones, luego de que el precio se ha ajustado a la baja en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) en lo que va de este año.

“Creemos que la mejor inversión que podemos hacer es en nuestras propias acciones, que están subvaluadas. Tenemos activos fantásticos y continuaremos recomprando acciones de manera muy disciplinada”, aseguró el copresidente ejecutivo de Grupo Televisa, Alfonso de Angoitia en su reciente conferencia telefónica con analistas bursátiles.

Aunque no mencionó el monto que destinarán para este objetivo, puntualizó que harán uso del efectivo disponible para poder realizar importantes recompras de acciones.

En lo que va del año, los títulos de Televisa acumulan una caída de 29.7%, para negociarse en 34.68 pesos, desde 49.34 pesos en su primer día de operaciones del 2019.

Manuel González, analista de Signum Research, explicó que el ajuste a la baja en la cotización de Televisa ha sido un “castigo excesivo, y que las acciones podrían presentar un rebote en el corto plazo”.

Escenario complicado

El especialista comentó que aunque Televisa enfrenta un escenario complicado, por factores coyunturales como la desaceleración en la economía mexicana y una importante reducción de ingresos por baja publicidad, principalmente de gobierno, se mantiene como “el operador más importante de medios en México”.

Cuestionado por analistas sobre el bajo rendimiento en la cotización de sus papeles en la BMV, el copresidente ejecutivo de Televisa destacó tres principales preocupaciones que se reflejan en su valoración: una está relacionado con la industria, otra con temas específicos sobre México y finalmente la relacionada con la propia empresa.

Las preocupaciones de la industria son amplias. Van desde cambios en los hábitos de las audiencias y la migración de los contenidos y audiencia hacia nuevas plataformas digitales, hasta el cambio en el presupuesto de publicidad dirigida a la televisión de paga y hacia los medios digitales, detalló Alfonso de Angoitia.

Las relacionadas con México, algo que no pueden controlar, son la depreciación del tipo de cambio y la desaceleración de la actividad económica del país, lo cual no sólo ha tenido un impacto negativo en la valoración de Televisa, sino en otras empresas mexicanas.

El directivo dijo que otra preocupación de los inversionistas está relacionada con sus negocios y operaciones. Reconoció que la base de comparación ha sido muy complicada, por lo que el efecto calendario, el mundial y el menor gasto del gobierno en publicidad seguirá impactando en el corto plazo.

Segundo semestre será mejor

Sin embargo, aseguró que en esta segunda parte del año el panorama parece mejorar, porque se prevé que aumente el gasto en publicidad gubernamental por el inicio de algunas campañas, y otro catalizador será el pago de regalías de Univisión.

Otro tema que ha representado un desafío es el segmento de contenidos. No obstante, trabajan en diversas estrategias para reforzar este canal, como la reciente alianza con Netflix y Amazon.

También han actualizado su modelo de ventas de publicidad, que habían mantenido durante 30 años, lo cual ha sido un desafío, dijo De Angoitia.

Ello, porque implica cambiar hábitos muy arraigados y estrechar más las relaciones con agencias de publicidad, clientes y otros jugadores del sector.

[email protected]