Finalmente la Comisión Federal de Competencia (CFC) rechazó la adquisición de Iusacell por parte de Televisa y si bien la espera implicó apenas una reacción sobre los títulos de la televisora, ayer tras conocerse el fallo se desplomaron en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y el mercado estadounidense.

Los títulos de Televisa se hundieron 3.87% a 50.86 pesos en la Bolsa, mientras que en Wall Street sus American Depositary Receipt (ADR’s) cayeron 2.89% a 19.81 dólares. Con ello, los títulos de la televisora acumulan en el 2012, un descenso de 13.40% en la Bolsa y en Nueva York de 5.94 por ciento.

A inicios del 2012 en espera de conocer la desición de la CFC , las acciones de la televisora no habían reaccionado de sobremanera ante la posible adquisición de Iusacell, comentaron operadores.

Así, de acuerdo con MetAnálisis, entre el 10 y 31 de enero, las acciones de Televisa se derrumbaron 14%, desde 59.35 pesos.

El 7 de abril del año pasado, Televisa anunció una inversión de 1,600 millones de dólares en Iusacell. La inversión se dividió en 37.5 millones en capital y los 1,565 millones restantes en deuda que buscaba ser convertible a deuda. En aquella ocasión la noticia no fue bien tomada por el mercado y los títulos de Televisa cedieron 4.5% para cotizar en 53.79 pesos.

El hecho de que la CFC haya fallado en contra de la inversión de Televisa en Iusacell es negativo para Televisa, sobre todo asumiendo que se sostenga luego del proceso de apelación. En particular, los derechos de Televisa para cobrar los recursos por 1,600 millones de dólares ya desembolsados no son claros , dijo Gregorio Tomassi, analista de Telecomunicaciones en Santander.

Ayer, la noticia terminó de ser absorbida por el precio de la acción y los próximos días pueden ofrecer puntos de entrada más atractivos dada la esperada volatilidad , concluyó.

No obstante, la decisión no tendrá efectos sobre las operaciones de la televisora durante el 2012, debido a que los recursos se desembolsaron en su totalidad el año anterior. Además, los márgenes no se verán presionados por fuertes campañas publicitarias para impulsar las suscripciones a Iusacell, dijo Valeria Romo, analista de Telecomunicaciones de Monex.

Sin embargo, la decisión también deja otras interrogantes en el sector. De acuerdo con Romo, la negativa a la adquisición de Televisa podría dar fuertes señales de la resolución, en el mismo sentido, sobre el cambio de título de concesión de Telmex , con el fin de poder ofrecer servicios de televisión de paga.

Por ahora en Monex la emiten un recomendación de mantener con un precio objetivo de 65.5 pesos para el 2012.