Las acciones de Telefónica cerraron por encima de 10 euros tras un alza de 1%, la tercera mayor del Ibex.

Es la primera vez que la operadora de telecomunicaciones cierra por encima de 10 euros en 13 meses.

La conquista de estos niveles ha llevado aparejada una revalorización superior a los dobles dígitos en lo que va del año. Las subidas desde el inicio de enero rozan 15%, y sitúan a la empresa en el podio de los mejores valores del Ibex en el 2017, sólo por detrás de IAG y ArcelorMittal.

La publicación de los resultados correspondientes al ejercicio 2016 ha reforzado el optimismo de las firmas internacionales de inversión más alcistas en Telefónica.

Con nada más presentar sus cuentas, el 23 de febrero, Citigroup aplaudió y avaló que el cambio de tendencia está más que confirmado .

Los analistas de Citi destacaron además que el mercado era excesivamente prudente con sus previsiones sobre la empresa española de telecomunicaciones. En este sentido, detallaba que los 16,600 millones de euros de OIBDA que pronostica el mercado para el 2017 podrían quedarse cortos. El rumbo más favorable de las divisas, sobre todo en Latinoamérica, ratificaba la previsión de Citi de un OIBDA de 17,300 millones de euros en el 2017.

Los propios analistas de Citigroup iban más allá en este apartado al añadir que con los últimos cambios del mercado de divisas las previsiones apuntarían a un resultado operativo antes de amortizaciones superior aún a sus estimaciones, hasta el entorno de 18,000 millones.

Con este escenario, mantenían su precio objetivo de 13.5 euros, el más elevado de los fijados por las firmas internacionales, y 35% por encima de su cotización actual.

En el ranking de las firmas más optimistas sobre Telefónica en los últimos tiempos sobresalía, sólo por detrás de Citigroup, JPMorgan. En la jornada la firma estadounidense ha ajustado al alza el potencial bursátil de la operadora.

El incremento en sus perspectivas eleva su valoración desde 11.7 euros por acción anteriores, fijados a finales de octubre, hasta 12.2 euros.

La nueva valoración de Telefónica supone un potencial de revalorización adicional superior a 20 por ciento.