los mercados asiáticos han disfrutado de un activo inicio de año en términos de acuerdos, mientras Hong Kong, el centro más activo de la región en cuanto a Oferta Pública Inicial (OPI), espera una serie de salidas a bolsa de firmas chinas de tecnología.

Las empresas y los inversionistas han aprovechado el dinamismo de los mercados para vender bloques de acciones nuevas o ya existentes, como se vio la semana pasada cuando Naspers , propietaria de 33% de Tencent, hizo efectiva una parte de su participación en la empresa, recaudando 9,800 millones de dólares por la venta de 2 por ciento.

En total, los mercados de Asia Pacífico han recibido 69,100 millones de dólares en el año hasta el 28 de marzo por acuerdos relacionados con acciones, un salto de 43% respecto a igual periodo del año anterior, de acuerdo con información de Thomson Reuters.

El alza fue liderada por un aumento de 46% en los llamados acuerdos de seguimiento, que incluyen, así como el acuerdo de Tencent, derechos de emisión de 2,500 y 1,900 millones de dólares por Woodside Petroleum y Tata Steel, respectivamente, para financiar planes de expansión.

El capital recaudado a través de ofertas públicas iniciales cayó en 12% a 11,900 millones debido a que Hong Kong, que normalmente lidera la región, se mantuvo más tranquilo y recaudó sólo 2,800 millones de dólares, una cifra eclipsada por 4,200 millones de dólares recaudados en los dos principales mercados bursátiles de India y por 12,800 millones logrados en la bolsa de Nueva York y Nasdaq.

confianza

Pero los banqueros confían en que Hong Kong pronto se recupere. “La segunda mitad del año se ve muy robusta. A pesar de la reciente volatilidad del mercado, el segundo trimestre de este año también será mucho más agitado que lo normal”, dijo Bruce Wu, codirector del grupo de mercado de capitales Greater China de Citigroup.

Hong Kong tiene expectativas en las OPI. Unos cambios en las normativas que deben aplicarse en el segundo trimestre revocarán el principio de un voto por acción, introduciendo la capacidad de ponderar el derecho a voto en favor de fundadores de la empresa.

En teoría, estas modificaciones deberían permitir a Hong Kong enfrentar de mejor manera a Nueva York, su rival más cercano en la batalla por las mayores salidas a bolsa de las tecnológicas chinas.

Muchas empresas han optado hasta la fecha por Nueva York, incluido Alibaba, precisamente porque Estados Unidos ha permitido derechos de votos ponderados.

Entre la empresas que esperan salir a bolsa en Hong Kong figuran Xiaomi, el fabricante de teléfonos y dispositivos que busca una valoración de hasta 100,000 millones de dólares, y Lufax, la plataforma de gestión de patrimonio apoyada por Ping An, valorada en 18,500 millones en el 2016.

Los banqueros esperan que crezca el entusiasmo de los inversionistas por Hong Kong, dominado  por grupos estatales y que interesaba a pocos fondos extranjeros.