Las acciones europeas cerraron el miércoles con una ligera subida liderada por la tecnológica holandesa ASML, que reportó robustas utilidades trimestrales, aunque la preocupación generalizada por los resultados corporativos mantenía un techo para el avance del mercado.

El índice paneuropeo FTSEurofirst terminó la jornada con una subida del 0.13%, a 1,347.09 puntos, no muy lejos del máximo de varios años que registró el martes a 1,353.47.

El STOXX 50 de los principales valores de la zona euro cerró con un mínimo descenso de un 0.02%, a 3,152.42 unidades. Las proyecciones técnicas apuntan a una mayor consolidación del índice, que ya dejó atras el nivel de 3,050 que actuaba como resistencia.

El DAX alemán termino la sesión con baja de 0.10% con 9,720.11 puntos, mientras que el CAC40 francés cerró con una ganancia de 0.03% con 4,324.98 puntos.

El FTSE de Londres termino con pérdida de 0.12% con 6,826.33, seguido por España con su principal indicador, el IBEX 35 perdió 0.75% con 10,279.70 puntos.

ASML, el principal proveedor mundial de herramientas para fabricar chips, fue por lejos el mejor valor del FTSEurofirst 300 con una subida del 6.99% tras batir pronósticos con sus resultados del cuarto trimestre.

frm