Nueva York- Los rendimientos de los bonos estadounidenses subían por tercer día consecutivo este jueves, ya que los inversores presionaban a la baja los precios antes de una subasta de títulos a 30 años por 13,000 millones de dólares y de más subastas la próxima semana.

Los precios también eran minados por datos que mostraron que las solicitudes de beneficios por desempleo fueron menores a lo esperado en la última semana, lo que rebajó el atractivo de la seguridad de la deuda.

Sin embargo, las pérdidas eran limitadas ya que los inversionistas evaluaban el impacto a largo plazo del anuncio de la Reserva Federal el miércoles de ligar la política monetaria a metas específicas para el desempleo y la inflación.

La nota referencial a 10 años operaba con un rendimiento de 1.72%, su mayor nivel en más de un mes y un alza con respecto a la tasa máxima de 1.65% de una subasta de 21,000 millones de dólares del miércoles.

Otro dato mostró que las ventas minoristas estadounidenses subieron en noviembre mientras que los precios al productor cayeron.

La Fed anunció una nueva ronda de estímulo monetario el miércoles y tomó la medida sin precedentes de decir que las tasas de interés permanecerían cerca de cero hasta que el desempleo caiga al menos a 6.5 por ciento.

Analistas dijeron que la corriente vendedora de los bonos era limitada por preocupaciones sobre si los legisladores estadounidenses alcanzarán un acuerdo para evitar el denominado "precipicio fiscal", de recortes de gastos y alzas de impuestos automáticas que se iniciarán con el nuevo año.

ros