Las tasas primarias de los Certificados de la Tesorería (Cetes) en México mostraron cambios mixtos en la subasta de valores gubernamentales de este martes, en medio de persistentes expectativas de que el banco central mantendrá estable la tasa de fondeo el resto del año.

La tasa del referencial Cete a 28 días bajó 0.09 puntos respecto de la subasta anterior, a 4.24 por ciento. El movimiento fue mucho mayor a la expectativa del mercado, que había estimado un descenso de apenas 0.01 puntos, según un sondeo de Reuters.

En cambio, el plazo a tres meses subió 0.07 puntos, a 4.44%, y el rendimiento a 175 días avanzó 0.02 puntos, a 4.61 por ciento.

La inflación anualizada de México se aceleró a 3.21% en la primera quincena de abril, contra 3.04% registrado a finales de marzo, según datos del banco central difundidos la semana pasada.

La cifra vino a reforzar las expectativas de los analistas de que la entidad monetaria comenzaría a subir la tasa clave interbancaria hacia el primer trimestre del 2012.

Desde julio del 2009, el banco central mantiene en 4.50% la tasa referencial de interés, a la espera de que la economía funcione a todo vapor tras haber salido en ese año de un periodo de profunda recesión.

La inflación es considerada un dato clave para el mercado porque el comportamiento del índice de precios al consumidor incide directamente en las decisiones de tasas del banco central.

La demanda total de instrumentos en la subasta sumó 68,187 millones de pesos (5,892 millones de dólares), equivalente a 3.69 veces la oferta de deuda del Gobierno.