La volatilidad en los mercados financieros por los problemas fiscales de algunos países europeos, que incrementa la aversión al riesgo, retrasará los planes de aquellas empresas que buscan debutar en la Bolsa.

El presidente de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Luis Téllez, observó en conferencia de prensa que para que las empresas puedan salir y obtener un precio adecuado por las acciones que están emitiendo la volatilidad que hay en los mercados deberá primero estabilizarse.

Aseguró que hay un interés importante de las compañías por emitir acciones: Se han tenido dos emisiones (Chedraui y Actinver), y hay otras cuatro empresas que están en el Comité de Listados de la BMV esperando .

El pasado 30 de abril, Chedraui rompió con 22 meses consecutivos de sequía de nuevas colocaciones en el mercado bursátil mexicano, a ésta le siguió la emisión de Actinver una semana más tarde.

En tanto, se espera que Corporativo Tres Marías, Proteak Uno y Arrachera sean las siguientes compañías por colocar sus títulos en la Bolsa.

Al respecto del posible retraso en la incorporación de nuevas emisoras en la BMV, el especialista de Santander, Arturo Espinosa, destacó la baja que ha experimentado el mercado, de casi 7% tan sólo entre abril y lo que va de mayo.

Ello influye en el ánimo de los participantes asegura: La volatilidad provoca que haya menos apetito entre los inversionistas por comprar acciones .

Lo anterior, demora la decisión de las empresas por listarse, hasta que existan mejores condiciones de mercado y sus valores no sean castigos por la aversión a invertir en nuevas empresas.

Chedraui y Actinver tuvieron un buen debút en el mercado de valores mexicano.

Las acciones de la minorista mexicana ganaron 6% en su primer día de operaciones con una cotización de 35.95 pesos por acción.

Por su parte, la operadora de fondos Actinver logró colocar 78.4 millones de títulos.

Optimismo

En torno de la situación de los balances fiscales de algunos países europeos, el titular del mercado accionario mexicano, se mostró optimista al adelantar que éstos tendrán que ajustarse a niveles sostenibles.

Comentó que lo que ha puesto nerviosos los mercados financieros es si en el tiempo los países emproblemados de Europa podrán llevar a cabo los ajustes que se requieren para llevar sus déficit a niveles que sean sustentables, es decir que se puedan cubrir los servicios y amortizaciones de sus deudas públicas.

Los mercados están en algunos casos no dándole el beneficio de la deuda a estos países , aseguró.

asaavedra@eleconomista.com.mx