TRADcoin, la primera criptomoneda mexicana respaldada por bienes tangibles y regulada por la ley Fintech, se suma a la tendencia mundial de dinero digital, al hacerlo, cubre una carencia de este mercado pues facilita el intercambio de mercancías entre las personas. Lo hace a través de siete sectores de la economía, entre ellos, productos de salud, comerciales, turísticos y de arte.

Miguel Aguayo, cocreador de TRADcoin, aseguró que este bitcoin se integra al tejido comercial, a diferencia de la gran mayoría de las criptomonedas que existen en el mercado, que sólo se fijan en un sector de acción o en un proyecto. “Esta es la gran diferencia que hace única a la moneda virtual TRADcoin, pues la gente podrá obtener productos de salud, comerciales, turísticos, de arte, que es lo que ha fallado en el sistema del dinero digital”, precisó.

Nuestra propuesta de criptomoneda, explicó Octavio González, también cocreador de TRADcoin, está sustentada en “proyectos tangibles, viables e inmediatos que permitirán en el corto plazo su incorporación a los ‘exchanges’ de criptodivisas, las que determinarán su valor de acuerdo con la oferta y la demanda, como debería ocurrir con toda moneda virtual”.

Así mismo, TRADcoin generará inversiones en siete pilares relacionados con bienes raíces, tecnología, comercio, turismo, arte, startups y salud e iniciarán con proyectos en Yucatán, uno de los estados de mayor crecimiento económico en el país, estado que les servirá para expandirse a otras regiones de la república mexicana.

En TRADcoin están convencidos de que su moneda virtual contribuirá al crecimiento de diversos sectores y a la creación de empleos en el país, una criptomoneda que ya se ofrece en etapa de preventa, la cual cerrará el próximo 30 de junio. La Oferta Inicial de Moneda (ICO) prevé la venta de 45 millones de tokens de los 300 millones que conforman su oferta total.

TRADcoin está amparada bajo la tecnología blockchain, que permite la transferencia de datos digitales con una codificación que garantiza la seguridad de las transacciones, protegiendo de falsificación o modificaciones. La información no se puede borrar y debe ser validada por cada punto de la cadena para cualquier operación.

“Esta tecnología simula un libro contable donde todo deja registro, por lo que es imposible de falsear o corromper. Se pueden añadir entradas, pero no puede modificarse la información. La tecnología blockchain llegó para cambiar los procesos digitales para siempre y nos ayuda a mantener la transparencia y confiabilidad de nuestra propuesta”, explicó Miguel Aguayo.

En suma, esta criptomoneda nace con la finalidad de potenciar el comercio, la cultura y el turismo de México, explicó Miguel Aguyo, quien forma parte del equipo de empresarios Octavio González, Miguel Granja, Germán Rosete y Enrique Rosete, quienes diseñaron un bitcoin con visión integral del mercado, que garantiza su usabilidad y ampara su valor en proyectos tangibles. Este equipo creador es apoyado por un equipo multidisciplinario de especialistas en tecnología y finanzas y representantes de los sectores económicos en los que incursionará la moneda digital.

En el mercado de las criptomonedas, México es líder en América Latina, al concentrar el mayor volumen de intercambio en criptodivisas, lo cual es una marco favorable para la incorporación de esta tecnología a los diferentes ámbitos de la economía.

En lo regulatorio, TRADcoin se mantiene apegada a las disposiciones de la Ley Fintech, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 9 de marzo de este año.