Este martes, las acciones de Apple se recuperaron y ganaron 1.08% a 203.77 dólares, pero desde el 3 de octubre a la fecha han caído 12.19 por ciento.

Lo anterior le restó 154,030 millones de dólares en su valor de capitalización bursátil, pasando de 1 billón 121,000 millones de dólares a 966,970 millones de dólares.

Se trata de la peor racha negativa de Apple desde hace seis años, según dio a conocer este martes la página electrónica de CNBC.

Para los analistas, esta racha negativa, con la acción cotizando en sus niveles más bajos de los últimos tres meses, podría bien ser una oportunidad de compra para los inversionistas.

“Ha sido una semana difícil para Apple, pero lo vemos como una oportunidad. Difícil semana, incluso desde el reporte trimestral su acción se ha desplomado”, explicó Ari Wald, jefe de Análisis técnico en Oppenheimer.

Seguirá bajando

Wald dijo que la acción llegará a un nivel de 196 dólares.

La caída de la acción desde la presentación de su último reporte trimestral se profundizó desde que Apple anunció que ya no reportaría ventas individuales para iPhone, iPad y Mac.

Por eso la valuación de los títulos ha caído a 15 veces adelante de sus ventas, dijo Boris Schlossberg, gerente en BK Asset Management.

“Lo que estamos viendo básicamente es que Apple —que solía ser una compañía de hardware que hacía mucho dinero creando un muy placentero ambiente de software— trata de convertirse en una empresa de software y esa transición no está siendo muy atinada”, expuso.

Schlossberg piensa que es buen momento para invertir en la acción de la empresa de tecnología Apple aunque de manera prudente, pues cotizará baja por algún tiempo.

En el año fiscal completo, la firma Apple ganó 59,531 millones de dólares, 23% más, con un incremento de las ventas de 16%, hasta 265,595 millones de dólares.

Los resultados del tercer trimestre de este año de la empresa de tecnología Apple sumaron una nueva dosis de decepción al sector tecnológico, motor hasta ahora de la fortaleza de Wall Street.

Sin embargo, se espera un crecimiento potencial en el futuro, lo cual sería responsable del cambio de ciclo en los mercados financieros de Estados Unidos. (Con información de CNBC y Expansión/España)