Washington- El número de estadounidenses que realizaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó inesperadamente a su menor nivel desde los primeros días de la recesión del 2007-2009, una señal esperanzadora para el vacilante mercado laboral.

Las solicitudes iniciales por beneficios por desempleo cayeron a una cifra desestacionalizada de 330,000, el menor nivel desde enero del 2008, dijo el jueves el Departamento del Trabajo.

Los pedidos por subsidio por desempleo han bajado en dos semanas consecutivas, lo que sugiere que por más que los empleadores están preocupados de que las alzas impositivas de este año afecten la demanda del consumidor, eso no llevaría a más despidos.

Analistas consultados por Reuters esperaban que las solicitudes subieran a 355,000 la semana pasada.

ros