Las solicitudes iniciales de subsidio por desempleo en Estados Unidos cayeron a casi un mínimo en cuatro años la semana pasada, mostró un informe gubernamental divulgado el jueves, apuntando a una continua mejoría del mercado laboral.

El Departamento del Trabajo dijo que las solicitudes iniciales de beneficios estatales por desempleo cayeron en 50,000 a 352,000, el menor nivel desde abril del 2008 y la mayor caída desde septiembre del 2005.

El dato de la semana previa fue revisado al alza a 402,000 desde 399,000 informado originalmente.

Los economistas consultados por Reuters pronosticaban que las solicitudes caerían sólo a 385,000. El dato de la semana pasada cubrió el período del sondeo de enero para nóminas no agrícolas y las solicitudes cayeron en 14,000 entre los períodos de sondeo de diciembre y enero.

Las nóminas aumentaron en 200.000 en diciembre, mientras que la tasa de desempleo cayó a un 8.5 por ciento.

El promedio móvil de cuatro semanas para las solicitudes, considerado un mejor indicador de las tendencias del mercado laboral, cayó en 3,500 a 379,000 la semana pasada.

El número de trabajadores desempleados que aún recibe beneficios tras una semana inicial cayó en 215,000 a 3.42 millones, la menor cifra desde septiembre del 2008.

RDS