Las ventas pendientes de casas usadas en Estados Unidos aumentaron mucho más de lo esperado en marzo, anotando un alza del 5.1% frente al mes anterior, dijo un grupo del sector.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios dijo que su índice subió a 94.1 desde un 89.5 en febrero y se ubicó en su nivel más alto desde noviembre.

Los economistas consultados por Reuters esperaban un incremento de sólo 1.5 por ciento.

DOCH