Los precios del oro cayeron levemente el martes, ya que el aumento de los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense contrarrestó el apoyo que brindó al metal un dólar más débil, mientras los inversionistas esperan los datos de los precios al consumidor de Estados Unidos para medir la inflación.

El oro al contado cayó hasta 1% a un mínimo de sesión de 1,816.90 dólares por onza antes de reducir las pérdidas y más tarde bajó 0.1% a 1,834.19 dólares por onza. Los futuros del oro estadounidense cerraron con una pérdida de 0.1% a 1,836.1 dólares.

"Si los rendimientos continúan aumentando, puede arrastrar al metal precioso a la baja a pesar del deseo por no asumir riesgos", dijo Lukman Otunuga, analista de Investigación Senior en FXTM.

Los retornos referenciales de los bonos del Tesoro a 10 años subieron por tercer día consecutivo, lo que aumentó el costo de oportunidad de mantener lingotes, que no devengan intereses.