?Los precios de los bonos del Tesoro escalaron el viernes y los rendimientos referenciales registraron su mayor retroceso diario desde octubre, tras datos que mostraron que en diciembre el empleo tuvo su menor crecimiento en tres años, debilitando la confianza de los inversores en la economía.

El inesperado revés en las condiciones del mercado laboral no alteró las expectativas de que la Reserva Federal concluirá su tercera ronda de alivio cuantitativo a fines de año, pero la débil cifra aumentó las apuestas a que no se apresurará en subir las tasas de interés de corto plazo, según operadores.

El mercado de bonos escaló inicialmente ante las noticias de que los empleadores estadounidenses sumaron 74,000 puestos de trabajo en diciembre, muy lejos de los 196,000 que esperaban, en promedio, analistas encuestados por Reuters.

Cae desempleo

El alza del mercado fue mitigada por una caída en la tasa de desempleo a 6.7%, el nivel más bajo desde octubre del 2008, aunque el descenso provino parcialmente de que un mayor número de personas salió de la fuerza laboral.

El presidente de la Fed de St Louis, James Bullard, dijo tras el decepcionante reporte que aún espera que la Fed reduzca aún más las compras de bonos, mientras que su par de la Fed de Richmond, Jeffrey Lacker, aseguró que otra reducción de 10,000 millones de dólares probablemente estará sobre la mesa en la reunión de enero.

Más reducciones

En diciembre, la Reserva Federal anunció que reduciría a partir de enero sus compras de bonos del Tesoro y deuda respaldada por hipoteca en 10,000 millones de dólares, a 75,000 millones mensuales.

La deuda referencial a 10 años subió 21/32 en precio, con un rendimiento de 2.88%, esto es una disminución cercana a ocho puntos básicos respecto del cierre de la sesión del jueves de la semana pasada.

El rendimiento llegó a caer a un mínimo de sesión de 2.87%, el menor nivel en más de tres semanas.

Lo anterior, después de que logró alcanzar un nivel máximo de casi dos años y medio de 3.04%, durante la semana pasada.

Finalmente la deuda a 30 años subió más de un punto en precio, finalizando la jornada del viernes con un rendimiento de 3.79%, una baja de siete puntos básicos en el día.