Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense subieron modestamente el miércoles, liderados por los vencimientos de plazos más cortos, ya que la animada apertura en Wall Street hizo a los mercados ignorar lecturas más débiles a lo esperado en las ventas minoristas y en los precios al productor en Estados Unidos.

Los precios al productor en Estados Unidos tampoco cumplieron con lo que se esperaba, pero según Michael Cloherty, estratega de RBC Securities, es más importante el indicador de precios al consumidor que se publicará el jueves.

En la tendencia tradicional, los dos reportes harían suponer que la Reserva Federal postergaría cualquier alza en las tasas de interés.

Los rendimientos de las notas a 2 años ganaron cerca de 1.5 puntos básicos, con un rendimiento de 0.7584 por ciento. Para los bonos a 30 años, los rendimientos operaban estables en 2.6043 por ciento.

Los rendimientos para el bono referencial del Tesoro estadounidense a 10 años ganaron 1 punto básico, a 1.7886 por ciento.