Nueva York.- Las acciones de los grandes fabricantes de armas en Estados Unidos subían en Wall Street tras la presentación el miércoles por el presidente Barack Obama de su plan de lucha contra la violencia vinculada a las armas de fuego, quedando en evidencia que el mercado no percibe ninguna amenaza creciente contra el sector.

Hacia las 5:43 PM hora de Nueva York, la acción de Sturm, Ruger & Company aumentaba 4.98%, a 49.61 dólares, y la de Smith & Wesson se disparó 5.69% a 9,03 dólares en la Bolsa de Nueva York.

Ambas empresas compensaron respectivamente todas y una mayoría de las pérdidas sufridas tras la matanza de Newtown el 14 de diciembre, que dejó 26 muertos en una escuela primaria de Connecticut (noreste de Estados Unidos).

Sturm, Ruger & Company recuperó así más de 15% de su valor desde su nivel más bajo el 18 de diciembre, mientras que Smith & Wesson recuperó 24%.

"Como corredor, uno oye hablar (...) desde el día del tiroteo de Newtown de la intensificación de los esfuerzos por limitar la violencia debida a las armas", explica Michael James, de Wedbush Securities.

Así, "el pesimismo imperante respecto al sector es tal que cuando la noticia finalmente sale (a media jornada) y no hay nada materialmente nuevo (en el discurso de Obama), las personas que apostaron a una baja, vendieron sus posiciones", detalló.

apr