Los precios del crudo subieron hasta un 2% el martes, después de interrupciones en los suministros desde Libia y de que funcionarios sugirieran que la OPEP y otros productores podría extender su pacto de reducción del bombeo.

Los futuros del Brent subieron 1.14%, regresando a niveles de 51.33 dólares por barril, después de 5 días. Los futuros del West Texas Intermediate (WTI), en tanto, ganaron 64 centavos, lo que significa un alza de 1.34%, para ubicarse en 48.37 dólares el barril.

La cotización de la mezcla mexicana repuntó en la sesión con un rendimiento de 1.79%, cotizando en 40.94 dólares por barril.

Lo anterior fue resultado de que grupos armados bloquearon la producción en los campos petroleros de Shara y Wafa, en el oeste de Libia, reduciendo el bombeo en 252,000 barriles por día, o alrededor de un tercio, dijo una fuente de la Corporación Nacional de Petróleo, entidad que declaró fuerza mayor desde dichos yacimientos.

El ministro del Petróleo de Irán, Bijan Zanganeh, dijo el martes a periodistas que es probable que se extienda un acuerdo global para recortar la producción de crudo, aunque primero se requiere tiempo para discutir el tema.

Sin embargo, un resurgimiento en la producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos e inventarios récord han mantenido presión sobre los precios del crudo.

Un volumen mayor de crudo en el centro de almacenaje de Cushing, Oklahoma tiende a deprimir los precios del WTI, ampliando su descuento respecto al Brent, lo que a su vez hace más atractivo al referencial estadounidense para los importadores. Eso merma cualquier esfuerzo de la OPEP por reducir la sobreoferta.

[email protected]