Londres- El euro caía contra el dólar este jueves tras una colocación de bonos españoles que atrajo una demanda razonable, pero los operadores estaban más inclinados a vender la moneda comunitaria dado que persistían las preocupaciones por la sostenibilidad de la deuda hispana.

El Tesoro español emitió 2,500 millones de euros en bonos a dos y 10 años, el máximo del monto que se pretendía. Sin embargo, los rendimientos de los bonos de referencia de España a 10 años subieron debido a los temores a que España pueda incumplir sus metas de déficit presupuestario y por la salud de su sector bancario.

El euro bajó 0.3% hasta tocar un mínimo de sesión de 1.3069 dólares, revirtiendo las ganancias posteriores a la subasta española, cuando avanzó a 1.3166 dólares.

La moneda comunitaria se cotizaba por encima del sólido nivel de soporte de 1.30 dólares, pero una eventual escalada en las preocupaciones por el alto nivel de deuda de España en momentos en que su economía sufre una recesión llevaría al euro de vuelta a la presión y en camino de su mínimo del 2012 de 1.2624 dólares.

"El mercado se ha dado cuenta que las subastas de bonos positivas no son la salvación de España", dijo Neil Mellor, estratega de monedas de Bank of New York Mellon. "Hay muchos elementos negativos en la zona euro", agregó.

Operadores dijeron que el euro podría cotizar por sobre los 1.3200 dólares aunque el techo del 12 de abril de 1.3213 dólares podría actuar como resistencia.

"Todavía hay un sesgo hacia un euro más débil y yo sería vendedor en caso de escalada. Todavía el norte es de 1.30 dólares, pero finalmente romperá a la baja hacia los 1.26 dólares", agregó Jeremy Stretch, estratega de CIBC.

Muchos en el mercado creen que el euro caerá en el mediano plazo dados los riesgos de que los problemas de presupuesto y deuda en España empeoren y la incertidumbre por el resultado de la elección presidencial francesa, en que las encuestan auguran un cambio de liderazgo.

Operadores citaron rumores de que los fondos de cobertura están apostando a que el euro caerá pronto hasta 1.25 dólares, después de que las elecciones galas concluyan el próximo mes.

Sin embargo, analistas dijeron que los indicadores de posicionamiento sugerían que los agentes del mercado ya estaban muy cortos en euros contra el dólar, lo que podría limitar las caídas de corto plazo.

"El mercado está casi históricamente corto en euros y largo en dólares, lo que hará difícil llevar más a la baja la paridad euro/dólar", dijo Arne Lohmann Rasmussen, jefe de estudios cambiarios de Danske Bank en Copenhague.

Algunos operadores estaban vendiendo al euro contra otras monedas como la libra esterlina y la corona sueca, que fueron impulsados por comentarios menos expansivos del Banco de Inglaterra y el Riksbank el miércoles.

El yen caía por la presión de un alza en las acciones previa a la subasta de deuda española y luego de que el gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa, subrayó el compromiso del banco central con el estímulo monetario.

El dólar subía 0.3% a 81.55 yenes tras un dato que mostró que las solicitudes de subsidio por desempleo fueron menos que las previstas. Operadores citaron más temprano flujos vinculados al lanzamiento de un gran fideicomiso de un banco de inversión japonés.

El euro ganaba 0.5% a 107.14 yenes.

ros