Las tasas primarias de los Certificados de la Tesorería (Cetes) en México presentaron movimientos mixtos este martes en la subasta de valores gubernamentales, tras un reporte de inflación que reforzó las expectativas de que el banco central mantendrá estable la tasa de fondeo más tiempo.

La tasa del referencial Cete a 28 días se ubicó en 4.39%, 0.05 puntos arriba de la subasta anterior, mientras operadores del mercado esperaban que subiera 0.01 puntos a 4.35%, según un sondeo de Reuters.

El plazo a tres meses bajó 0.01 puntos, a 4.46%, mientras que el rendimiento a 175 días perdió 0.05 puntos a 4.57 por ciento.

El índice de precios al consumidor en México descendió en la primera quincena de mayo 0.75%, una caída más profunda del descenso de 0.37% previsto por el mercado.

La cifra vino a reforzar las expectativas de los analistas de que la entidad monetaria comenzaría a subir la tasa clave interbancaria hacia el primer trimestre del 2012.

Desde julio del 2009, el Banco de México mantiene la tasa de referencia en 4.50 por ciento.

El próximo aviso de política monetaria del banco central está programado para el viernes y aunque los analistas no esperan cambios en la tasa de fondeo hasta el primer trimestre del próximo año, la atención está puesta en algún comentario de la entidad sobre la trayectoria de los precios y la economía.

La demanda total de instrumentos en la subasta sumó 75,623 millones de pesos (6,467 millones de dólares), equivalente a 4.09 veces la oferta de deuda del Gobierno.