Los futuros de la soya y el maíz subieron el martes por primera vez en cuatro sesiones, debido a las expectativas de medidas políticas para frenar el retroceso de la economía por el brote de coronavirus, lo que ayudó a los mercados financieros a recuperar parte del terreno perdido en el desplome del día anterior.

Los futuros del trigo también subieron por movimientos técnicos después de una sesión agitada.

La soya para mayo en Chicago ganó 6.25 centavos, a 8.7625 dólares por bushel, mientras que el maíz para el mismo mes terminó con un alza de 4.75 centavos, a 3.7750 dólares por bushel. El trigo para mayo avanzó 3.5 centavos, a 5.2225 por bushel.

La soya y el maíz siguieron los avances de los mercados de petróleo y acciones estadounidense, que se recuperaron después de la gran corriente vendedora del lunes. “Creo que mucho de esto son sólo compras para inversión. Los fundamentos continúan siendo en general ignorados”, dijo Terry Reilly, analista senior de Futures International en Chicago.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos elevó el martes su pronóstico de producción de soya en Brasil y Argentina más de lo que la mayoría de los analistas esperaba, según un informe mensual. “Tenemos existencias mundiales (de soya) muy grandes en relación con años anteriores”, añadió Reilly.

Las existencias finales mundiales de soja del ciclo agrícola llegarían a 102,44 millones de toneladas, de acuerdo al reporte mensual emitido el martes por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA). Analistas esperaban que el informe mensual arrojara una estimación de existencias finales de soya de 99.33 millones de toneladas para la temporada 2019/2020.