Los futuros de soya en el mercado de Chicago tocaron el jueves un máximo en tres semanas y media luego de que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) recortó sus estimaciones de la cosecha 2016 y de inventarios domésticos de la oleaginosa.

Los futuros de trigo subieron en Chicago después de que el informe del USDA indicó que los productores estadounidenses sembraron la menor superficie con el cereal desde 1909, y los de maíz subieron en la última parte de la sesión impulsados por la firmeza de la soya y trigo.

La soya para marzo subió a 10.4025 dólares por bushel, después de tocar máximos desde el 19 de diciembre, a 10.4125 dólares.

El USDA recortó su estimación de la cosecha 2016 de soya a 4,307 millones de bushels, desde 4,361 millones en noviembre, en contra de las expectativas. La agencia rebajó sus cifras de rendimientos y superficie sembrada.

El contrato de trigo para marzo en Chicago subió 1.73%, a 4.2625 dólares por bushel, tras tocar un máximo en dos meses a 4.30 dólares.

El USDA refirió que los productores estadounidenses sembraron 32.40 millones de acres de trigo de invierno para cosechar en el 2017, una disminución en comparación a los 36.10 millones de acres hace un año y por debajo del promedio de expectativas del mercado.

Destacando la abundancia de inventarios de la vieja cosecha, el USDA reportó que las existencias de trigo al 1 de diciembre en Estados Unidos eran de 2,073 millones de bushels, desde 1,750 millones hace un año.

El contrato de maíz para marzo subió un centavo, a 3.5825 dólares por bushel.

El USDA recortó su estimación de cosecha 2016 del grano a 15,148 millones de bushels, desde un pronóstico previo de 15,196 millones, aunque la cifra sigue siendo récord.