Los futuros de soya en Chicago subieron el miércoles a su nivel más alto desde el 28 de julio, revirtiendo las pérdidas de la madrugada por una ronda de compras técnicas, mientras que el trigo bajó por una toma de utilidades luego de que en la víspera alcanzó máximos de seis meses y medio.

Los futuros de maíz cerraron la jornada entre estables y con una ligera caída, con una consolidación del mercado luego de que los precios subieron el martes a máximos en seis meses.

Las preocupaciones por el clima seco en Argentina y su impacto en la producción de soya siguió apuntalando los precios de la oleaginosa en Chicago, Estados Unidos.

El contrato para marzo en Chicago subió 5.5 centavos, de dólar o 0.52%, a 10.1725 dólares por bushel.

Una floja demanda de trigo estadounidense para exportación sumó presión sobre los futuros del cereal.

El contrato de trigo blando rojo de invierno para marzo en Chicago bajó 5 centavos, o 1.3%, a 4.5575 dólares por bushel, tras caer por debajo de su promedio de movimiento de cinco días.

La preocupación por el clima en Argentina también apuntaló en parte los futuros de maíz.

El contrato para marzo cerró con una leve subida de 0.5 centavos, a 3.6725 dólares por bushel.