Sostenido por la demanda, el precio de la soya subió el lunes en Chicago, mientras que el maíz, afectado por cosechas abundantes y el trigo, particularmente castigado por el fortalecimiento del dólar, retrocedieron.

Hubo ventas adicionales de soya hacia destinos desconocidos en el informe diario del USDA , el Departamento de Agricultura estadounidense, destacó Jack Scoville, de Price Futures en una nota.

Los precios de los aceites vegetales sirvieron de motor a los precios de la soya , indicaron analistas de Allendale.

Por el contrario, en lo que respecta al maíz, el ritmo de la demanda no es lo suficientemente fuerte aún , consideró Jason Roose, de US Commodities, estimando que ello explica la debilidad mostrada por el cereal el lunes.

El bushel (25 kg) de maíz para entrega en diciembre, el contrato más operado, terminó el lunes a 3.4825 dólares contra 3.5250 dólares el viernes.