Los futuros de la soya cerraron con alzas el miércoles en Chicago impulsados por compras técnicas y por una subida de los precios del petróleo que apuntaló al mercado de aceites, dijeron operadores.

Por su parte, el maíz subió por alentadores datos semanales de producción de etanol y acompañando las alzas en los mercados de soya y petróleo. Los futuros del trigo terminaron también con alzas modestas ante la ausencia de noticias que movieran al mercado.

La soya, para noviembre, en Chicago subió 9 centavos, o 0.9%, y cerró a 9.8150 dólares por bushel. El contrato encontró soporte en su promedio de movimiento de 50 días y terminó por encima de su promedio de 100 días.

El contrato de maíz para diciembre subió 3.75 centavos, o 1.1%, a 3.5750 dólares por bushel, apenas por debajo de un máximo de tres meses que marcó la semana pasada.