El precio del principal contrato de soya negociado en Chicago alcanzó este jueves su nivel más alto desde mayo de 2018, impulsado por una fuerte demanda china. El trigo y el maíz también subieron. El Departamento de Agricultura estadounidense informó de un nuevo pedido de Pekín por unas 264,000 toneladas de soya.

“El mercado prevé de manera general que China se oriente hacia Brasil en un futuro cercano para sus compras, pero China podría seguir comprando a Estados Unidos durante un tiempo un poco más largo de lo previsto”, dijo Jack Scoville, de la firma Price Futures Group.

Las exportaciones de soya y trigo generaron buenas expectativas entre los analistas, menos las del trigo, en el periodo entre el 4 y el 10 de septiembre. El bushel de soya para entrega en noviembre, el más negociado, cerró en 10.2850 dólares frente a 10.1125 dólares el miércoles (+1 .71%).